05 abril 2008

34º semana - Dolores pélvicos


Llebo un día con unos dolores muy fuertes en al zona de la pelvis,realmente no se si será de encajamiento y es que tengo contracciones,que espero no sea asi,pero como es el primer embarazo pues no se bien lo que son las contracciones dolorosas.....El bebé no para de moverse por la zona de la pelvis y cuando lo hace parece que me comprime y me deja bloqueada,me cuesta hasta caminar....Y es cada 3 o 4 minutos......ahiahiahiiiii.......espero se tranuilice un poquito que si noooo !!!!!!
Hoy justamente entramos en la semana 34,a punto de hacer los 8 meses de gestación,y gracias a dios,dentro de lo que cabe ahora duermo más o menos bien,si no fuera por la tos y los ronquidos del Pedro jejejej......Del lado izquierdo no tengo molestias pero como no me gusta estar tan solo de un lado,auqneu del derecho tengo entendido no es muy bueno,un ratito intento estar para cambiar,pero me duele la zona de las costillas,igual es del mismo peso del bebé.Y hablando del bebé vamos a explicar para esta semana su evolución.
El bebé tiene 32 semanas de vida, mide 44 cm. y pesa alrededor de 2.400 gramos.
Sus huesos son muy flexibles al igual que las articulaciones, de manera que como un contorsionista podrá adaptarse al canal del parto que es muy estrecho. Es por esta misma razón que los huesos de su cabeza no están soldados entre sí.El bebé sigue aumentando de peso y acumulando grasa.Sus órganos se están preparando para la vida fuera del útero.
Sus riñones están produciendo orina. El cerebro se desarrolla rápidamente. Aumenta enormemente la cantidad del tejido cerebral. Este desarrollo continuará durante varios meses después de su nacimiento.
Cuanto más líquido consumas diariamente será más útil para evitar la retención de líquido que afecta tus pies, tus piernas, tus manos y tu cara.
Puedes sentir adormecimiento de las manos y calambres en las piernas. Si sientes dolor y adormecimiento en tus manos durante la noche que no te deja dormir, puede ser que tengas el síndrome del tunel carpiano que se caracteriza por la aparición de estas molestias.
Es posible, sobretodo si es verano, que tus pies y tobillos estén muy hinchados por la presión que ejerce sobre ellos el peso del bebé.
Trata de evitar las comidas que contengan mucha sal.
Te suegerimos poner los pies en alto y recostarte sobre tu lado izquierdo, verás que esta hinchazón disminuye.
Si notas una hinchazón repentina de las manos y cara, llama inmediatamente a tu doctor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario